Botiquín de viaje: lo que no te puede faltar

Botiquín de viaje: lo que no te puede faltar

1. Repelente de insectos

La malaria, el dengue o el chikungunya son patologías graves que pueden prevenirse haciendo uso de estos productos. Deben aplicarse con frecuencia y en función de los hábitos del insecto amenazante (por ejemplo, en el caso de la malaria, al atardecer, al amanecer y durante la noche). Según Pérez Molina, deben “tener una concentración elevada, lo que influye en su duración. Las lociones son las más concentradas y no se disuelven en agua fácilmente. No hay evidencia de que funcionen las pulseras y algunos aparatos de ultrasonidos”.

2. Analgésicos y antiinflamatorios

Es probable que durante el viaje se produzcan dolores o molestias generales como un dolor de cabeza o dolor muscular. El remedio básico son los analgésicos y antipiréticos, como el ibuprofeno, el paracetamol o el ácido acetilsalicílico. Por lo general se administran por vía oral y surten efecto minutos después de su toma. Se ha de tener especial cuidado si se sufre intolerancia gástrica, ya que pueden generar otro tipo de problemas.

3. Antiácidos

Los cambios en la dieta durante unas vacaciones pueden provocar molestias como acidez de estómago, náuseas o estreñimiento. Para remediar estos problemas, se puede recurrir a antiácidos que lleven una composición de bicarbonato sódico o de sales de calcio, magnesio y aluminio. Es conveniente controlar en qué momento se toman estas soluciones, ya que pueden tener efectos secundarios tales como diarrea, aumento de la sed o espasmos gástricos.

4. Protectores solares

Aunque el destino escogido para las vacaciones no sea de playa, en vacaciones se produce una mayor exposición de la piel al sol y esto hace necesario el uso de fotoprotectores. Es importante escoger un protector solar que bloquee tanto rayos UVA como UVB, y se recomienda escoger aquellos superiores a un factor 30. También es aconsejable que sean resistentes al agua aunque no esté previsto el baño, ya que el protector permanece más tiempo sobre la piel. Los expertos no recomiendan recurrir a lociones que funcionen también como repelentes de insectos. En caso de que por un descuido se haya producido una quemadura solar, es necesario llevar una crema para tratar este tipo de lesiones.

5. Fármacos anti-cinetosis

Los desplazamientos al lugar de destino, ya sea en coche, avión o barco, y los trayectos turísticos pueden producir mareos. Para aliviar sus síntomas se recomiendan aquellos compuestos a base de biodramina, generalmente de administración oral.

6. Gotas oculares de suelo salino

Los ojos suelen sufrir en verano más de lo habitual, debido a la continua exposición al sol o al agua de las piscinas. El botiquín debe incluir algún tipo de colirio para evitar enrojecimiento o picor, aunque también se puede optar por usar un suero fisiológico, si bien su acción hidratante es más limitada.

7. Apósitos para primeras curas

Es importante que el botiquín del viajero cuente con el utilitario necesario para curar posibles heridas y pequeñas lesiones que puedan surgir durante la estancia, sobre todo si el viaje incluye largas caminatas por la ciudad o rutas por la naturaleza. Así, el botiquín debe estar bien equipado de esparadrapos, vendas compresivas, gasas, suero fisiológico, tiritas, antisépticos yodados, etcétera, asegurándose siempre de que no hayan vencido la fecha de caducidad. También son de utilidad los parches para ampollas.

8. Antihistamínicos

Tanto si se produce una reacción alérgica inesperada como una picadura de un insecto, es conveniente tener a mano antihistamínicos. También una crema de cortisona puede ser de ayuda.

9. Sales de rehidratación oral

Son compuestos de sales que se administran para mantener los niveles óptimos de glucosa y sodio en el organismo. Su uso está especialmente recomendado en pacientes con diarrea para prevenir la deshidratación.

10. Clorhexidina

Es conveniente incluir en el botiquín del viajero un colutorio o enjuague bucal de acción bactericida y fungicida para prevenir infecciones bucales y mantener una buena higiene durante las vacaciones.

La instalacion del equipo de radio

La instalacion del equipo de radio

En esta guia vamos a aprender a instalar el sistema de radio en un avion, ya sea armado artesananlmente o un ARTF (listo para volar).

La instalación de la radio y sus elementos de control es una tarea que debe de comenzar en el mismo momento que se aborda la construcción del modelo y acaba en último lugar. De su correcta ejecución depende que nuestro modelo envejezca de forma natural. No pocas veces una mala instalación es la causa de esos desastres inexplicables. Por otra parte, si prevemos su ubicación desde el principio no tendremos la desagradable sorpresa de tener que hacer cirugía para instalar una última transmisión.

La disposición habitual del equipo de radio es colocar la batería bajo o detrás del deposito, el receptor a continuación y los servos en la parte central o trasera del habitáculo que suele quedar bajo las alas. Esta disposición no es caprichosa sino que responde a una experiencia acumulada por todos los aeromodelistas. La batería se coloca delante porque en caso de desastre al ser un elemento pesado des trozaría cualquier elemento delicado que tuviera delante, el receptor y los servos están previstos casi siempre en el diseño del modelo ya que su colocación correcta posiciona en cierta medida el centro de gravedad. La batería no es un elemento tan delicado como el receptor y no necesita nada especial para su protección si bien es conveniente envolverla en una espuma ligera.

Los servos se colocan normalmente en la parte posterior del alojamiento del ala debido a que así resulta más sencillo instalar las transmisiones para los mandos de cola, elevador y dirección.

Con esta disposición queda un hueco importante para el receptor, que sí es un elemento delicado, en la parte delantera, donde lo acomodaremos envolviéndolo en espuma. Una buena espuma de protección es el tubo de aislamiento para calefacción que encontraremos en los establecimientos especia. Izados, este tubo se encuentra en muchos diámetros, es suficiente elegir uno que permita el deslizamiento suave del receptor en su interior. Este paquete flexible se sujeta al piso del fuselaje con unas tiras de velero.

Antena oculta

La antena, que generalmente se suele colocar al exterior, debe de instalarse lo mas extendida posible, tanto es esto así que el receptor obtendrá su rendimiento óptimo si esté totalmente extendida, ya que el receptor se ajusta para la cantidad de cable de antena que lleva instalada. Si la antena forma curvas y pliegues, la longitud total de ésta se ve acortada y por ende el rendimiento del receptor es menor, esta pérdida de rendimiento no es muy evidente para pérdidas de longitud de pongamos como ejemplo un veinte por ciento, pero si cometemos el error de dejar la antena perfectamente enrollada en el interior de nuestro avión las consecuencias serán fatales.

Durante un tiempo estuvo de moda la antena vertical en los aviones de radiocontrol, hoy esta practica ha sido abandonada ya que el nivel de calidad de los equipos de radio actuales permite una serie de libertades grandes en su utilización.

La tendencia actual consiste en instalar la antena en el interior del fuselaje del avión. Nuestros fuselajes son de madera o plástico y por tanto no provocan un aislamiento de la señal de radio que llega al receptor, otro problema serían las transmisiones metálicas paralelas a la antena, pero la longitud de onda en la que operan los equipos de radiocontrol es mucho mayor que la distancia entre la antena y estos elementos metálicos que eventualmente pueda albergar el fuselaje. Para la instalación de la antena en el interior del fuselaje es suficiente haber montado con antelación un tubo de plástico en su interior por el que deslizaremos el cable de la antena, cuando llegue el momento; si nuestros fuselajes son demasiado cortos colocaremos este tubo hacia la deriva o le daremos una salI da al exterior, donde colgaré el sobrante de la antena que el aire de la marcha mantendrá extendida. Mantener la antena extendida al máximo es lo realmente importante.

Servos bien sujetos

De nada sirve que nuestros fabricantes de servos se esfuercen en suminístranos unos servos de gran precisión mecánica, alta potencia y rigidez si nosotros los montamos de cualquier manera sobre sus bastidores. Los servos deben de instalarse en un bastidor suficientemente firme; puede utilizarse el bastidor en plástico que suministran algunos fabricantes, pero estos bastidores que son muy prácticos a la hora de cambiar el equipo de radio de un modelo a otro necesitan sin embargo de un bastidor a su vez. Nosotros somos más partidarios del bastidor fijo al fuselaje, sencillo de realizar con el esquema que presentamos, ligero y resistente y participando a su vez en la resistencia de los flancos del fuselaje.
Una fijación firme no quiere decir sin embargo una fijación rígida, el servo es también un elemento con una electrónica delicada aunque no lo sea tanto como la del receptor, pero al mismo tiempo es un elemento mecánico que debe de transmitir esfuerzos importantes y recibirlos asimismo, para conseguir el doble propósito de mantenerse en su sitio y protegerse de los esfuerzos exteriores se utiliza la fijación por silenbloks.

El acceso al interruptor debe de hacerse por el lado del modelo donde no llega la grasa del motor, éste suele ser el lado izquierdo, si los flancos del fuselaje son de fibra o plástico, su espesor seré pequeño y esto nos permite situar el interruptor directamente fijado en esta zona, pero existe una manera más practica y cómoda y que, además, aísla totalmente el interruptor del ambiente exterior. Consiste esta solución en instalar una varilla de mando que vaya desde el interior del fuselaje al exterior para maniobrar con ella el encendido y apagado de la radio. Conviene cuidar que la posición de encendido sea tirando de la varilla, ya que si se instala al contrario será muy difícil mantener apagado el equipo durante el transporte, ya que cualquier cosa que presionase sobre el interruptor encendería el receptor con el desgaste inútil de la carga de batería.

Es una practica habitual del automodelismo radiocontrolado, en el avión casi no lo utilizamos, quizá pecando de conservadurismo ,pero con los equipos de tipo medio actuales es perfectamente posible la alimentación del equipo de recepción con cinco elementos de Níquel-Cadmio que es el equivalente a los cuatro elementos de pilas secas para lo que vienen previstos muchos equipos actuales, con esta disposición notaremos que nuestros servos son mas rápidos y potentes aunque en realidad estén trabajando a su rendimiento normal. Esta alimentación no es adecuada cuando se utilizan servos de alto rendimiento, ya que estos servos trabajan generalmente con el motor sobrealimentado.

Como hemos observado la instalación del equipo de a bordo es simplemente el respeto de unas pocas normas sencillas, eso si, muy depuradas en la historia de la técnica aeromodelista; habré casos especiales en que tendremos que salimos de la norma, pero en general estos consejos valdrán para el ochenta por ciento de los modelos que construyamos..

Pegamentos para aeromodelismo

Pegamentos para aeromodelismo

Uno de los problemas mas comunes a la hora de afrontar alguna tarea ya sea de contruccion y/o reparacion es la eleccion del pegamento apropiado. Tal vez hace unos años se podria haber utilizado un solo tipo de pegamentos para el avion en su totalidad, pero hoy en dia con la variedad y calidad que hay en el mercado eso seria un desperdicio.

Tambien es cierto que un aeromodelista experimentado no tiene la menor duda de que pegamento utilizar en que sector de su avion, y esto muy probablemente se deba a que hace un tiempo no eran tan “famosos” los ART (aviones ya listos para volar), y era el propio piloto quien debia construirse su avion. Por eso esta breve guia sobre pegamentos en el aeromodelismo, para desandar a los mas novatos en el tema.

Pegamentos por tipo

Pegamentos celulosicos

A base del pegamento celulosico se elabora el “dope” o barniz de aeromodelismo. Simplemente se diluye el pegamento con acetona. Se utiliza mucho para tensar el papel japones y darle mayor resistencia.El mas popular de su tipo fue el Imedio, dado que hace unos años no podiamos encontrar otro que no sea ese. Se caracteriza por ser transparente, y de olor muy fuerte. Se diluye en acetona, y como es de suponer, carcome el foam. Suele venderse en casas de aeromodelismo en botellitas sin marca, genericos. Se utiliza principalmente para pegar madera balsa con madera balsa. Su aderencia es muy buena, pero tiene como defecto la rigidez, al ser tan alta, es probable que se quiebre (cosa que no pasa con la cola blanca por ejemplo, que es mas flexible). Una tecnica para utilizarlos, es saturar las caras de madera a pegar con el pegamento, ya que absorbe mucho, entonces ponemos abundante cantidad y dejamos que abosrva, repetimos 2 o 3 veces. Finalmente el pegado sera muy bueno.

Pegamentos “colas”

Dentro de esta clasificacion hay dos tipos de pegamentos: colas blancas y colas de contacto. El primer tipo llamada tambien cola de carpintero, o cola vinilica, es muy barata y bien conocida en nuestro hobby. La cola blanca es excelente para el pegado de madera balsa ya que al ser bastante liquida, se filtra en sus fibras, garantizando una perfecta union despues del secado.

La tecnia mas utilizada para la utilizacion de la cola de carpintero, es clavar con alfileres las varillas a la mesa de trabajo. Para esto hay que poner una madera blanda (o lo que tengamos), luego el plano, y luego un film protector (el film transparente de la cocina es el mas utilizado). Hay que recordar que esta cola no pega en absoluto los platicos. Una vez que esta todo pegado y afirmado, se deja por varias horas para evitar que se revire.Se aplica con pincel de cerdas duras o espatula, aplicandola en las dos piezas a unir. Tiene un tiempo de secado de entre 2 a 12 horas, en función del tipo de cola que sea (existen de distintas velocidades de secado). Es muy utilizada en la construcción de las alas formadas por costillas, que aunque tiene un peso superior al del cianocrilato (que vamos a verlo mas adelante) que tambien se utiliza para este tipo de tareas, la cola blanca ofrece una resistencia superior, dejando toda la estructura mas robusta. Este tipo de pegamentos no es recomendado para partes que demanden mucho esfuerzo como cuadernas parallamas, bancadas de motor, tren de aterrizaje, etc.

Dentro del segundo tipo tenemos las colas de contacto, dentro de las cuales quizás la mas conocida es el Supergen o el Poxiran. Son utilizadas principalmente para el pegado de grandes superficies de madera, cuero, textil, etc…
La forma de aplicacion es la siguiente: se aplica una capa muy fina sobre cada superficie a pegar (es decir, ambas), y se deja fraguar entre 5 y 10 minutos. Pasado este tiempo, se apoyan las superficies aplicando presion, y listo. El pegado es casi instantaneo, y no da lugar a correcciones.

Este tipo de pegamentos tampoco es apto para el pegado de foam, ya que lo desintegra. Para pegar este tipo de material, siempre se recomienda un pegamento especialmente diseñado para ese fin.

Epoxi

Este tipo de pegamento es el mas fuerte, resistente e inherte de todos los pegamentos que se utilizan en el aeromodelismo. Es por esta razon que se utiliza para pegar partes importantes del avion, como se union del ala, timon y estabilizador al fuselaje, etc.
Generalmente es de 2 componentes, la resina epoxi y el endurecedor. Al mezclarse comienza a endurecer. Es muy importante lograr una mezcla homogenea para que sus propiedades sean uniformes.

Este tipo de pegamentos se vende dependiendo el tiempo de curado. Los hay super rapidos (secan en 2 o 3 minutos), y de muy lento curado (mas de 1 hora). Hay que analizar nuestro proyecto para saber cual elegir. Igualmente siempre necesitaremos de ambos, ya que para pequeñas superficies es muy tedioso tener que esperar mucho tiempo, mientras que para grandes superficies, es imposible llegar a distriguir el pegamento en la totalidad antes de que endurezca.
Este pegamento puede ser utilizado para pegar foam, aunque si las superficies son muy grandes no se recomienda por su elevado peso.

Uno de los principales problemas es su peso. Para solucionar esto se utilizan “microbalones” que son microesferas de ceramica, vidrio o algun material liviano, que aumenta su volumen sin aumentar su peso. Para mezclarlos, se utiliza el epoxi lento. Primero se prapara la mezcla, y luego se agregan las microesferas. Se aplica, y se deja reposar unos cuantos minutos para que se acomode bien. Es recomendable agregar algunas gotas de alcohol para que la mezcla no sea muy espesa.
Puede ser utilizado para rellenar o fabricar piezas ya que tiene la pparticularidad de poder ser mecanizado, lijado y pintado sin presentar fallas en su estructura.

Un pequeño “truco” que me enseñaron hace mucho para impermeabilizar la madera (para el compartimento del deposito de combustible por ejemplo), es diluir pegamento epoxi con alcohol fino (si llegamos a tener metilico mucho mejor, pero el alcohol fino de baño tambien sirve). La primera mano con la mezcla bien diluida asi absorbe bien la madera, y luego otra un poco mas espesa. Hay que tener en cuenta que para diluir el epoxi hay que agregar de a gotas de alcohol, nunca mas de 4 o 5 gotas.

Detalle: El pegamento epoxi varia su velocidad de curado dependiendo de la temperatura. A mayor temperatura mas rapido seca, pero tiene menor resistencia y firmeza. Durante el invierno es aconsajable antes de realizar la mezcla, dejar unos minutos los potes en baño maria, como para que tomen cierta temperatura (no debe ser mayor a 30 grados de ninguna manera), ya que si esta muy frio el material se torna mas viscoso y se complica mezclar.

Pegamento para poliestireno

Este tipo de pegamentos es exclusivamente para pegar poliestireno, que es el plastico del cual estan hechas la mayoria de las maquetas (modelismo). Hay que tener en cuenta que la forma de la que pega es fundiendo el plastico donde se aplica y asi consigue una soldadura perfecta. Debe aplicarse a ambas superficies y presionar. Hay que retirar el exceso muy rapido, ya que como dijimos, actua fundiendo el plastico, y si lo dejamos mucho tiempo termina comiendo el plastico dejando daños irreparables.

Hay que prestar mucha atencion y no confundir poliestireno con poliestireno expandido, ya que este pegamento literalmente hace desaparecer este ultimo material. Tampoco es recomendable para pegar plasticos transparentes porque libera vapores que los pueden ensuciar.

Cianocrilato

Es el pegamento “universal” por excelencia, ya que pega casi todo, y lo mejor de todo es que lo hace de forma instantanea (excepto el llamado gel). En el campo de vuelo nunca debe faltar, ya que ante cualquier accidente menor, seguiremos disfrutando un poco mas de nuestro hobby.

Se vende en distintos tamaños y densidades. Para la madera balsa los mas indicados son los de alta densidad ya que la madera es muy porosa, y los mas lijeros se los “chupa” la madera, y poco queda en la superficie. El “ciano”, como es llamado por la mayoria de los aeromodelistas, es muy muy liviano, otro factor que lo hace ideal para el aeromodelismo. Hay que tener mucho cuidado cuando se lo manipula, ya que si toca la piel, inevitablemente la pega, y esto puede resultar muy molesto.

Uno de los inconvenientes del ciano es su rigidez. Esta es extremadamente alta, y ante grandes vibraciones se quiebra facilmente. Por eso es que no deben pegarse partes como cuadernas de motor o piezas muy cerca del motor que tengan que soportar sus vibraciones. Para eso esta el epoxi, que es mas flexible, aunque con una increible fortaleza (la flexibilidad es microscopica, no es que es una gelatina). Es muy adecuado para ciertos materiales como la goma, ya que su capacidad de pegado realmente asombra.Por ejemplo en el caso de las ruedas de algunos de nuestros modelos si se producen rajaduras o pinchaduras.